El 28 de febrero del 2020 llegó el primer caso de Covid-19 a México y desde entonces, hemos visto cómo la pandemia ha tomado control de varias áreas de nuestras vidas.

De las escuelas a los trabajos, inclusive medidas de precaución cuando andamos en la calle, todo se ha visto afectado. Sin quitarle el impacto negativo que ha tenido la pandemia, también hemos visto la reacción positiva de gran parte del pueblo mexicano.

En los últimos meses, hemos observado que la sociedad se ha tornado más activa en términos de respuesta al virus. Antes de que hubiera mandatos y cuarentena, muchos se empezaron a movilizar, adaptándose a medidas de sana distancia y el uso de cubrebocas, aun cuando no había respuesta contundente del gobierno federal.

La respuesta de la ciudadanía a una emergencia del nivel que estamos viendo, no es poco común en el país, más de una vez nos hemos juntado para enfrentar retos y tragedias y más de una vez ha sido la gente (y no los gobernantes) los que han impulsado el cambio y las soluciones. Eso mismo es lo que vemos hoy en día. 

Todos los Mexicanos tenemos ciertas obligaciones, ya sean morales y éticas o políticas como ciudadanos. Mientras, es importante que nos estemos cuidando y siguiendo las medidas que muchos ya han adoptado, todavía existen otras responsabilidades, que, en estos tiempos, no suelen ser priorizadas por todos.

La importancia de mantenernos educados y al tanto de la desinformación es una, en un país donde el acceso a la información confiable es un lujo que no todos tienen, es necesario ayudar a esparcir la mayor cantidad posible de forma verídica y no por motivos electorales o de otra naturaleza. Varios estudios como los de Bloomberg lo han comprobado, México no ha reaccionado bien a la pandemia y eso es claro, por la falta de espacio en hospitales, las pocas dosis de vacunas y el acceso a esta misma. 

El país se está encaminando a otro verano electoral y es más importante que nunca que la gente salga y vote por el cambio que quiere ver en el país. El resultado de estas elecciones no promete un cambio radical, pero podría mostrarle a los gobernantes del país lo que verdaderamente necesitamos en un tiempo como este.

El enfoque no es sobre que partido o candidato apoyas, o quien hace las promesas más inalcanzables, pero tenemos que salir a mostrar que es lo que estamos sufriendo y que es lo que opinamos del momento que vivimos. No es suficiente quejarse de las condiciones en que vivimos o criticar a un candidato por sus puntos de vista y/o vida privada, lo importante es buscar el cambio que queremos y ese viene en distintos colores y distintos nombres.

La importancia de estas elecciones es poder hacer que nuestras voces se escuchen. En México no importa de donde vengas, o quien seas, la voz de todos vale lo mismo cuando llegamos a las urnas, y hoy más que nunca, debemos salir a votar, enseñarles a los dirigentes de nuestra patria, que es en verdad lo que queremos ver de ella.

Miles de personas han luchado a través de los años para que nosotros podamos gozar de este derecho y responsabilidad. Si la gente pudo salir a las calles en 1910 a pelear por nuestra libertad, y en 1985 y 2017 para ayudar a los demás cuando los terremotos afectaron a miles en el país, lo que podemos hacer es salir y votar este 2021.

José Pablo Ríos

Contacto.

Twitter: @JosePabloRiosA

Instagram: jp33.26

Mail: jpriosa26@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.