“Cuando decido emprender fue lo mejor que me pudo pasar”

Cuando nace la idea de Happy Kids recuerdo que venía de Hidalgo (el lugar donde nací) rumbo a la CDMX. Y le comente a mi hermano que tenía muchas ganas de empezar un negocio, pero que ese mismo negocio ayudara a niños que realmente lo necesiten.

Un día en la uní tome una materia donde tenías que diseñar un producto que fuera novedoso y único. Entonces me surgió la idea de vender playeras con diseños, hechos por niños.

De ahí se empezó a desarrollar mejor mi idea, ya que tome un diplomado en emprendimiento en donde me ayudaron a ejecutarlo mejor. 

En el transcurso diplomado decido que los dibujos lo harían niños con diferentes discapacidades, saliendo todo de su propia imaginación, y por cada playera que se vendiera a portar un porcentaje a su escuela, para sus rehabilitaciones e instalaciones.

 A los días saque Happy Kids al mercado donde lo han aceptado muy bien y sobre todo que estamos aportando nuestro granito de arena a estos grandes artistas que son niños demostrando su gran imaginación, haciendo diseños únicos con mucho amor.

La escuela “PEQUE JESÙS” y la Asociación “BUSCANDO SONRISAS” son las encargadas de brindar atención a los niños, de manera ética y profesional, para potenciar sus habilidades, capacidades, destrezas y competencias, desarrollando su aprendizaje desde un enfoque multidisciplinario en áreas de mejoramiento de la calidad de vida de los niños y la escuela se encuentra en el estado de Hidalgo en el municipio de Atotonilco de Tula, la cual también se mantiene por aportaciones de la sociedad.

En el mundo existen 93 millones de niños con discapacidades y en México existen 5 millones, donde muchos de ellos sufren violencia, abusos, explotación, abandono y excluidos de la sociedad.

En México los niños con discapacidad tienen menor posibilidad de ir a la escuela. Sostener a un niño con discapacidad implica un costo elevado que lleva a que sus papas los mantengan en casa, alejados de la sociedad y sin poderles dar la educación y la atención que ellos realmente necesitan.

Para cumplir la promesa de una sociedad inclusiva que respete los derechos de los niños y niñas con discapacidad debemos incluirlos a iniciativas que cambien nuestra manera de pensar.

HAPPY KIDS sigue trabajando en este gran proyecto ya que creemos que el momento más importante para ayudar a los demás, es dejando este mundo un poco mejor.

Por esta misma razón te invitamos  a que te sumes a la causa y ayudes a un niño que realmente lo necesita, comprando una playera la cual ayudara a mejorar su vida.

“Cada niño es un artista, el problema es cómo seguir siendo un artista una vez que crezca” Pablo Picasso.